Fundador

Mokiti Okada, cuyo nombre religioso es Meishu Sama, nació el 23 de diciembre de 1882, en Tokio, Japón. Desde niño, fue una persona dedicada a las artes y preocupada por los problemas de la humanidad. Luego de afrontar innumerables dificultades en su vida familiar y empresarial, se fue acercando cada vez más a la filosofía, la religión y al estudio sobre el origen del sufrimiento humano.

Como resultado de numerosos estudios y un amplio conocimiento, el 1 de enero de 1935 fundó nuestra Institución, a fin de alcanzar el ideal de construir un mundo cimentado en la Verdad, Virtud y Belleza, libre de enfermedad, pobreza y conflictos.

Meishu Sama murió en 1955, dejando a la humanidad una doctrina en que el Johrei, el método de Agricultura Natural y la Belleza, son las tres prácticas básicas para alcanzar la verdadera salud, prosperidad y paz.

Estas son sus palabras: “Pude ser capaz de sentir la maravilla del Johrei, gracias al conocimiento
que tuve sobre la existencia del espíritu y al principio fundamental de que, con la purificación
del espíritu, el cuerpo físico vuelve a la normalidad. Este principio debe considerarse como un preludio de la cultura del futuro. Realmente representa una gran revolución para la Ciencia,
y si lo aplicáramos a todos los sectores de la vida, aumentará incalculablemente el bienestar
de la humanidad.”

Dejó tres Suelos Sagrados (prototipos del mundo ideal) en Hakone, Atami, y Kyoto, dos museos de arte (Atami y Hakone), reconocidos internacionalmente, y preciosas Enseñanzas que, aunque escritas en las décadas del 30 al 50, parecen hechas para los tiempos actuales, por su perfecta aplicabilidad en la vida cotidiana, tal como lo demuestran los cientos de miles de relatos de personas salvadas de los más diversos tipos de sufrimiento.