Como me converti en adepto de la Agricultura Natural

Profesor, Doctor Hasime Tokeshi, Consultor del Centro de Investigación

Soy Ingeniero Agrónomo, estudié en ESALQ, Escuela Superior de Agronomía Luiz de Queiroz, USP, Piracicaba, Sao Paulo, Brasil, en 1958.  Toda mi carrera universitaria fue desenvuelta en la ESALQ, donde me dediqué a enseñar las enfermedades de las plantas. Mis investigaciones siempre fueron direccionadas hacia los variados agentes causantes de las enfermedades, en el sentido de enriquecer las bases para el desenvolvimiento de variedades resistentes a las enfermedades.  Mas tarde apliqué los mismos estudios en mejorar la caña de azúcar, y en Planalsucar coordiné los trabajos de mejoramiento de la caña de azúcar a nivel nacional.

Durante el curso de graduación, por medio de estudios, me orienté al área de Mejoramiento de las Plantas, buscando conectar los conocimientos de genética con los de fitopatología, por creer que la naturaleza prefiere plantas resistentes a las plagas y enfermedades.  De modo general, este intento de integración de esas dos ciencias han permeado todo mi trabajo académico y de investigación.

En 1991, fui invitado por el Profesor Dr. Toshiaki Finjo a participar en la segunda Conferencia Internacional de Agricultura Natural Kyusei en Piracicaba, Sao Paulo, pero no pude aceptar porque ya era el principal expositor del IV Reunión Sobre Control Biológico de Enfermedades de las Plantas, en Campinas.  En esta reunión yo recomendaba el uso de microorganismos en una charla titulada “Manejo de la micro flora epífita en el control de enfermedades de las plantas”.

El día 11 de octubre de 1991, en la casa del Profesor T. Finjo, el Profesor Dr. Teruo Higa me presentó la Agricultura Natural y el EM. En ese momento, el “hambre encontró la comida”, pues buscábamos los mismos objetivos.  Después de la presentación fui invitado por el Dr. Higa a validar la eficiencia y eficacia del EM en el sistema de Agricultura Natural.  Como ya conocía los efectos de los microorganismos en el control de las enfermedades, acepte inmediatamente el  desafío y la propuesta.

“CREO QUE SOLO NOS QUEDA LA AGRICULTURA NATURAL QUE RESPETA AL MEDIO AMBIENTE Y A TODOS LOS SERES VIVOS”

Comencé los estudios en bibliotecas, en investigaciones académicas y de centros de investigaciones oficiales, y las informaciones eran decepcionantes o inconclusas.  Por este motivo visité varios productores que practicaban la Agricultura Natural utilizando Bokashi y EM con éxito.  Para salir del impasse, decidí usar la propiedad del Sr. Mario Shitoshi Mine porque allí tuve el primer choque entre la agricultura convencional y la Agricultura Natural.  Varias enfermedades del suelo que no eran controladas en la agricultura convencional estaban siendo controladas en la propiedad del Sr. Mine y otros lugares.

Para lograr entender cómo esto y los mecanismos de control involucrados eran posibles, tuvimos que trabajar mucho.  Esto sólo se demostró con el sacrificio y la dedicación de muchos técnicos y apoyo total del Presidente de la Institución, y de la Fundación Mokita Okada – MOA.  Por este motivo, confieso que sin ellos las investigaciones realizadas no hubiesen sido posibles.

En este periodo de investigaciones, la mayoría de los principios y métodos de control a las enfermedades que yo recomendaba se derrumbó como un castillo de arena.  Ellos se mostraban poco eficientes cuando la polución ambiental y los efectos hormonales de los pesticidas en el hombre fueron colocados en los costos de control de plagas y enfermedades.  El libro “El Futuro Robado”, fue la información que me convenció de manera definitiva sobre la no sustentabilidad de la agricultura convencional.  Por eso creo que sólo nos queda la Agricultura Natural Biodinámica y Agroforesta que respetan el ambiente de todos los seres vivos.

Los estudios del DNA de los seres vivos desde bacterias de las plantas superiores y de los animales comprueban que los organismos de las células animales y vegetales originalmente eran algas y bacterias que vivían dentro de las células (simbiosis) de los organismos unicelulares.  La evolución mantuvo y conservó las transformaciones benéficas para la vida.  Por lo tanto, es necesario que tengamos en mente que todo y cualquier ser vivo es imprescindible para el planeta.

Es admirable la sabiduría de las personas iluminadas como Mokita Okada y Rudolf Sreiner que hace muchas décadas hablaban del respeto por la naturaleza y de conservar el equilibrio entre todos los seres vivos.  Nuestro planeta está en desequilibrio por la acción del hombre, lo que nos hace responsables de contribuir a su salvación.

Un mensaje que expresa lo que pienso sobre la Agricultura Natural es de un monje vietnamita Thich Nhat Hanh: “No debemos olvidar que todos los seres de la tierra son interdependientes.  Cada ser está viviendo de la cooperación de otros seres.”

Una respuesta a Como me converti en adepto de la Agricultura Natural

  1. hace varios años conosi la fundacion y comense a practicar lo organico,saludos y bendiciones.

Deje un Comentario

Su e-mail no sera publicado. Required fields are marked *

*